Hoy, el triángulo de la fotografía es más bien un hexágono (mínimo)

En los tiempos de la fotografía análoga, para lograr una buena imagen el fotógrafo debía ocuparse principalmente de tres cosas: el diafragma, la velocidad de obturación y el ISO. Claro que el ISO era fijo y estaba determinado por la película que tuviera uno en la cámara, pero aún así había que tomarlo en cuenta y llevar con uno distintos tipos de película, por si hacía falta. Lo mismo sucedía con el color, pues había película para luz de día y película para luz de tungsteno.
Hoy las cosas han cambiado. Bueno, realmente empezaron a cambiar en la década de los 90, cuando las cámaras incorporaron un microprocesador y autofoco. Y si pensamos en las cámaras digitales, las cosas han cambiado muchísimo. Tan sólo el aspecto de la existencia de un firmware o sistema operativo debe darnos una idea de lo grande del cambio.
Además, conforme avanza la tecnología, las distintas marcas y modelos de cámara ofrecen cada vez más funciones, pero para no abusar del tiempo de los lectores, lo dejaré en lo mínimo necesario, sin entrar en casos especiales.
Hoy el triángulo es más bien un hexágono, cuyas aristas son:
  1. El diafragma. Éste sigue controlando la cantidad de luz que entra en la cámara, así como la profundidad de campo.
  2. La velocidad de obturación. Al igual que con las cámaras análogas, ésta controla el tiempo durante el cual permanece abierto el obturador y nos ayuda a eliminar o acentuar el efecto del movimiento.
  3. El ISO. Actualmente, este ajuste es variable y puede abarcar 6EV o más de incremento en la sensibilidad del sensor. Cabe decir que este incremento viene con un precio que en ciertos casos podría arruinar una foto: el ruido digital.
  4. El balance de blancos. Como dice arriba, en la época de la fotografía análoga había básicamente dos tipos de película: para luz de día y para luz de tungsteno. Una estaba equilibrada para dar resultados aceptables en condiciones de 5500º K y la otra estaba equilibrada para 3200º K. Es decir, si había que fotografiar bajo luz fluorescente o cualquier otro tipo de luz, había que usar filtros especiales.
  5. Los modos de medición. Las primeras cámaras que traían un exposímetro incorporado no medían luz a través del lente, lo hacían por fuera. Luego eso cambió a los exposímetros TTL (a través del lente, por sus siglas en inglés), pero había que ajustar el diafragma primero, con lo que se oscurecía el visor, para lograr una medición correcta. La mayoría de los exposímetros incorporados era del tipo ponderado al centro y medía sólo la intensidad de la luz, pero en los años 90, Nikon cambió ese paradigma con exposímetros que miden luz, contraste, color y distancia. A eso habría que agregar que hoy las cámaras cuentan, al menos, con tres modos de medición que producen resultados diferentes: matricial o evaluativa, ponderada al centro y puntual.
  6. Los modos de autofoco. Finalmente, un ajuste que pocos conocen y usan es de los modos de autofoco. La cámara puede enfocar en el sujeto más cercano a la cámara, en un sólo punto elegido por el usuario, en un grupo de puntos elegidos por la cámara, en un grupo de puntos elegido por el usuario, en un punto que empieza siendo único y luego se torna variable para seguir a sujetos en movimiento, en fin, las posibilidades son diversas, dependiendo de la cámara que se use. Antes, las cámaras tenían un prisma partido o un telémetro o un sólo punto de enfoque; la cámara que yo uso tiene 51 puntos de enfoque y hay modelos, como la Sony A9, que tiene 693!
Como pueden ver, aprender fotografía hoy no es tan sencillo como pudo haber sido para alguien que vivía en los años 60 o 70. Hoy las cámaras son mucho más complejas y ofrecen funciones que uno ni se imagina. Así que si quieren sacarle el mayor provecho posible, deben leer (y entender) el manual o tomar un buen curso de foto en el que puedan conocer su cámara a fondo.

Y, hablando de cursos, hoy la tecnología permite acudir a clases incluso muy lejos del lugar donde vivimos, en el horario que mejor nos convenga, pues la educación en línea abre posibilidades increíbles. Los invito a que visiten mi sitio web (www.hectorulloa.com), donde podrán explorar esas posibilidades.
Post a Comment

Popular posts from this blog

¿Qué son los valores de exposición (EV) y para qué nos sirven?

¿Para quién es la Nikon D750?

Cancelé mi suscripción