Entre bits y bytes

Cuando andamos en la búsqueda de una conexión rápida a la Internet, para compartir nuestras fotografías, generalmente caemos en un espejismo que luego puede traernos serias frustraciones. ¿Cómo es esto? Por una parte, entendemos lo que creemos que es. Los seres humanos así somos; nos da por aceptar como cierto aquello en lo que creemos sin detenernos a pensar si realmente es así, pero eso es asunto para otro blog. Por otra parte, los proveedores no aclaran—al menos no lo hacen en letra visible—aquello que nos causa la frustración. ¿A qué me refiero? A la diferencia entre bits y bytes.

Sí, al parecer todo mundo sabe que 8 bits forman un byte, pero no lo vemos a la hora de contratar un servicio de conexión a la Internet y luego nos quejamos de que esta conexión no resultó tan rápida como esperábamos. ¿Quién tiene la culpa, el proveedor o el consumidor? Hasta cierto punto, ambos.

El proveedor de servicios de Internet nos vende una conexión de "3 megas", pero no nos dice "mega-qué" o nos lo dice en letra pequeña o mediante una abreviatura: 3Mbs, y nosotros, cándidamente, nos imaginamos los miles de bytes bajando desde la nube hasta nuestra computadora. Aquí está el primer error. La omisión. El proveedor debería decir claramente que se trata de bits, no de bytes, con lo que nuestra percepción cambiaría radicalmente. Pero, claro, es más fácil vender la idea velada de miles de bytes que la de cientos de honestos bytes. ¿En dónde está la trampa? En la abreviatura o en el uso de la palabra "mega" sin lo que viene después.

Por ejemplo, "3 megas", como lo vende el proveedor de servicios de Internet, no es más que 3,000 bits y no 3,000 bytes. Pequeña diferencia. Es decir, los 3 megas que nos vende el proveedor equivale a 375 bytes. Con el tamaño actual de  la mayoría de los archivos—una foto de 18 megapixeles genera un archivo de 22 megabytes o 22,000 bytes—no suena tan rápido, ¿cierto? He aquí un desglose más claro:

8 bits = 1 byte
1000 bytes = 1 kilobyte o KB (Así, con KB mayúsculas, pues una b minúscula representa bits, no bytes. Ah, y en términos binarios, en realidad 1 KB = 1024 bytes, pero nos quedaremos con 1000 para simplificar la explicación.)
1000 kilobytes = 1 megabyte o MB
1000 megabytes = 1 gigabyte o GB, etc.

Pero el proveedor de Internet no nos vendió 3 MBs, sino 3 Mbs, o sea, 3 megabits por segundo. Si hacemos las cuentas (3000 / 8 = 375 bytes o 0.375 MB). Así que bajar los 5GB de fotos que me enviaron tardará, aproximadamente, 13,333 segundos o 222 minutos o 3.7 horas. Ah, pero ahí no para la cosa, porque el segundo error de omisión que comete el proveedor es que nos "presume" la velocidad de bajada, pero no la de subida. Generalmente, la velocidad de subida oscila entre los 128 y los 512 Mbs, es decir, 64 bytes, máximo. Así que si tú estás tratando de enviar esos 5GB que bajaste—pensando en una velocidad de subida de 512Mbs—prepárate para esperar... unas 21 horas.

Iconofilia Colectivo Fotográfico es un centro virtual para la enseñanza de la fotografía y los procesos digitales. Si deseas más información, visita nuestro sitio web: www.iconofilia.com o síguenos en Google+ (+Iconofilia), Twitter (@iconofilia) o Facebook (www.facebook.com/iconofilia).
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Qué novedades presenta la Nikon D3300?

¿Para quién es la Nikon D750?

Nuevas cámaras en el mercado: Canon T6i/T6s