Tokina 14-20mm f/2

Tanto Sigma, con su serie Art, como Tamron, con su serie SP, han creado un nuevo nicho de mercado con lentes súper nítidos, con aberturas súper grandes.

Tokina, el otro fabricante independiente importante, no podía quedarse atrás y, aunque no ha anunciado una serie como las de Tamron y Sigma, sí se mantiene en el mercado en un segmento que ninguno de sus dos competidores ha tocado mucho recientemente: los súper angulares.

Eso se hace evidente con el anuncio de su nuevo 14-20mm f/2 AT-X Pro DX. Este lente, que llega apenas un año después del 11-20mm f/2.8 PRO DX saliera al mercado, despierta muchas inquietudes, porque, si bien aumenta la abertura máxima un paso completo de diafragma, de f/2.8 a f/2, también recorta la gama de longitudes focales de 11-20mm a 14-20mm.

El precio del nuevo lente no se ha dado a conocer, pero tendrá que tener mucho qué ofrecer para competir contra su propio hermano, el 11-20mm f/2.8, cuyo precio ronda los US$500.

Veamos algunas de sus características (al menos, de las que se ha dado a conocer hasta ahora):

Imagen propiedad de Tokina. Se usa sólo para fines de ilustración.
Se trata de un lente para cámaras APS-C (de ahí la designación “DX” en el nombre), en principio sólo para Canon y Nikon. El diseño general no ha cambiado con respecto a otros lentes de la misma marca: el cambio de enfoque automático a enfoque manual se logra desplazando el arillo de enfoque hacia afuera o hacia adentro. El enfoque es interno, lo que evita que el elemento frontal del lente gire al enfocar. También el zoom es interno (el lente no crece al cambiar de longitud focal), y no tiene arillo de diafragmas, algo muy común en estos tiempos.

En cuanto a la óptica, cuenta con 13 elementos en 11 grupos. Dos elementos interiores son de cristal asférico y uno, cerca del exterior, es de plástico asférico. Este elemento de plástico también cuenta con una película multicapa para evitar reflejos indeseables. Esto es algo muy útil con un súper angular, en particular cuando se dispara a contraluz. Para esto, también cuenta con un parasol tipo tulipán que ya viene incluido con el lente.

No es un lente pequeño. Mide 106mm de largo y 89mm de diámetro, pesa 725g y usa filtros de 82mm (caros y no tan fáciles de encontrar, especialmente si se busca que sean de arillo muy delgado, para evitar el viñeteo).

No hay reseñas aún, pero estaré al pendiente para ver la calidad de las imágenes que se pueda obtener con este lente. Quiero imaginar que, dada la cada vez mayor competencia, Tokina estará haciendo algo en relación con la nitidez (resolución) de sus nuevos lentes. No porque antes haya sido mala, sino porque hoy el estándar es mucho más alto.


Por favor, dejen sus comentarios abajo y no olviden suscribirse.
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Qué novedades presenta la Nikon D3300?

¿Para quién es la Nikon D750?

Nuevas cámaras en el mercado: Canon T6i/T6s