Se acabará la serie D7xxx?

Ahora que Nikon acaba de publicar oficialmente la llegada de su nueva insignia para el formato DX, la Nikon D500, sucesora innegable de la D300s, cabe la pregunta del título:

¿Se acabará la serie D7xxx?

En mi opinión, no creo.

Si bien, en los inicios de la fotografía digital Nikon tenía sólo 4 niveles de cámaras: la D50 (gama baja), la D70 (gama media), la D100 (gama baja profesional) y la D1 (gama alta),  con el paso del tiempo seguramente descubrieron que hay más de un nicho de mercado y lanzaron varios modelos más, dirigidos a distintos niveles de aficionado.

Así surgió la gama baja actual (serie D3xxx), dirigida a quien se inicia en la fotografía; la gama media baja (D5xxx), dirigida a quienes buscan algo más de control, pero sin salirse de la comodidad de lo automático; la gama media (serie D7xxx), para los aficionados avanzados; y la gama media alta (hoy la D500), dirigida a los profesionales que, por las razones que sea, prefieren el formato DX.

Luego vienen las cámaras de formato FX o "full frame", dentro de las cuales también hay diferentes niveles. Está la D610, a la que Nikon llama "entry-level full frame DSLR" (DSLR con sensor completo de gama baja); luego la D750 que, aunque resultó ser la "mejor por la cantidad pagada" de 2015, no llega a ser "profesional"; después viene la D810, la profesional para retrato y vida salvaje y, finalmente, la D5, la profesional para deportes.

Es decir, hay un modelo para cada necesidad (o gusto).

Nikon D7200. Imagen propiedad de Nikon USA.


La serie D7xxx, para "aficionados serios", no deja de ser una buena cámara. Sin embargo, algunos profesionales melindrosos se quejaban de que no tiene los controles en el mismo lugar que sus hermanas mayores. Como si todo fuera nada más cuestión de botones. Por lo demás, esas cámaras tienen cuerpo de aleación de magnesio, las más recientes (D7100 y D7200) carecen de filtro de paso bajo y su rango dinámico es muy respetable. No creo que haya quien pudiera detectar, sin ver los metadatos, si la foto se hizo con una D7200 o con una D750, si la foto está bien hecha.

Es cierto que la D500 ofrece pantalla táctil, enfoque a -4EV (la D7200 sólo puede enfocar a -3EV, que ya es asombroso) y que tiene 153 puntos de enfoque, pero, seamos honestos, ¿cuántas veces, en la práctica, realmente usamos los 51 puntos de enfoque de una D7200? Por otra parte, no dudaría que el próximo modelo de la serie, la D7300, quizá, tenga el mismo sensor que la D500, con los mismo puntos de enfoque y la misma (o similar) capacidad ISO.

Nikon D500. Imagen propiedad de Nikon USA.


En conclusión, creo que seguirá habiendo serie 7 mil y que la D500 sólo está ahí para quienes quieren "distinguirse de los demás". A final de cuentas, las buenas fotos las toman los buenos fotógrafos, no las buenas cámaras.
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Qué novedades presenta la Nikon D3300?

¿Para quién es la Nikon D750?

¿Disparar en modo manual realmente te hace profesional?