Una compacta digna de ponderar?

Sigma DP1 Merrill (foto propiedad de Sigma, sólo para fines de ilustración)
Para quienes andan en busca de una cámara que puedan llevar a todas partes, pero que no tenga las limitaciones típicas de las cámaras compactas, sobre todo en calidad de imagen, aquí hay una opción interesante: la Sigma DP1 Merrill, con sensor Foveon de 46 megapixeles.

¿46 megapixeles? ¿Realmente? Bueno, sí y no. Sí, porque el sensor Foveon, de tamaño APS-C y exclusivo de Sigma, cuenta, efectivamente con 46 megapixeles. No, porque vienen en 3 capas, lo que nos da una resolución real de 15.3 megapixeles. Trataré de explicar mejor esto.

Los sensores típicos tienen, digamos, 24 megapixeles (Nikon D7100, por ejemplo). Sin embargo, 50 por ciento de estos pixeles son sensibles sólo al verde, 25 por ciento al azul y 25 por ciento al rojo. Para lograr que se produzcan todos los colores de la gama, el fabricante usa complejos algoritmos para eliminar el efecto mosaico del sensor que "funden" la información de unos pixeles con otros. Sí, el resultado es una imagen de 24 megapixeles (6000 x 4000), pero con un problema que se conoce como efecto Moiré.

En el caso de Sigma, los 46 millones de pixeles vienen distribuidos en 3 capas, lo que permite que una misma ubicación sea, simultáneamente, sensible al rojo, al verde y al azul. El resultado es una imagen de 4800 x 3200 pixeles, pero sin Moiré y con una reproducción mucho más fiel del color, pues el sensor registra información de los 3 colores básicos en cada ubicación de pixel, logrando con ello una mezcla más real, más fiel.

Además, como no tiene el problema del Moiré, tampoco necesita el filtro de paso bajo, lo que aumenta considerablemente la nitidez de las imágenes.

Esta cámara viene en 3 presentaciones: 1) con un lente fijo de 19mm f/2.8 (equivalente a un 28mm en FX), 2) con un lente fijo de 30mm f/2.8 (equivalente a un 45mm en FX) o 3) con un lente fijo de 50mm f/2.8 (equivalente a un 75mm en FX), así que no es para todo uso. Sin embargo, la calidad de la imagen y la posibilidad de disparar a 7 fotogramas por segundo le brindan características que vale la pena considerar.

El precio, US$699, tampoco la coloca en una posición de ventaja, considerando a sus más cercanas competidoras (Nikon Coolpix A o Canon G15), pero el tipo de sensor bien justifica pensar en ella.

Te invitamos a que visites nuestro sitio web (www.iconofilia.com), donde encontrarás información sobre nuestros talleres y otras actividades relacionadas con la fotografía. También te invitamos a que nos sigas en Google+ (plus.google.com/+iconofilia), Twitter (@iconofilia) o Facebook (www.facebook.com/iconofilia).
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Qué novedades presenta la Nikon D3300?

¿Para quién es la Nikon D750?

Nuevas cámaras en el mercado: Canon T6i/T6s