Taller de Fotografía Documental al Estilo NatGeo


Ahora que estamos a muy poco tiempo de que inicie el Taller de Fotografía Documental al Estilo de NatGeo en la Universidad Autónoma del Noreste, Campus Saltillo, se me ocurrió comentar en qué consistirá este taller.
Al igual que en los avances de las películas, empezaremos por el reparto. Los instructores somos Jesús Eduardo López Reyes, fotógrafo mexicano cuyas imágenes han llegado a la portada de la edición internacional de National Geographic (y razón por la que el taller se llama Fotografía Documental al Estilo NatGeo); Eloísa Nisimura, artista visual con una aguda visión e interpretación de lo ordinario, reconocida por su espectacular trabajo sobre la fiesta brava (es una de las muy pocas mujeres a quienes se permite acceso al callejón en las plazas de toros); y un servidor, fotógrafo experto en los procesos digitales que tienen lugar en la etapa de post-producción.
El primer día del taller, por la tarde y a manera de bienvenida, con los participantes instalados en un salón de la UANE, Jesús nos ofrecerá una interesante presentación retrospectiva de su trabajo, siempre plagada de anécdotas y maravillosas fotografías, y responde a las preguntas de los asistentes. En otras ocasiones en que hemos ofrecido este taller, casi todas las preguntas parecieron estar centradas en un mismo tema: ¿cómo logra un fotógrafo que sus imágenes aparezcan en la revista?
Al día siguiente, muy temprano (prácticamente de madrugada), saldremos a nuestro primer ejercicio fotográfico. Jesús hábilmente dirige al grupo, despertando ánimo en todos y explicando lo que funciona y lo que no cuando se trata de una comisión. También ofrece una serie de consejos sobre la forma de lograr mejores fotografías sin hacer gastos onerosos. En una economía como la nuestra, eso resulta de gran interés.
Al terminar el ejercicio, regresaremos a la institución sede, donde, después de un breve descanso, el grupo se dividirá en dos para asistir a la primera parte de los dos seminarios-taller que tenemos preparados. La mitad de los participantes aprenderá con Eolísa un poco sobre la composición fotográfica en múltiples niveles y capas mientras la otra mitad aprende conmigo las bases para el diseño de un flujo de trabajo profesional y los fundamentos de la edición paramétrica (no destructiva), tan importante ahora que no hay negativos. Un par de horas más tarde, los grupos cambiarán de salón.
Por la tarde, después de comer, saldremos en nuestro segundo ejercicio fotográfico, del que regresaremos ya cerca del anochecer. Cada quien descargará las fotos del día y nos hará llegar una selección de las mejores. Y mientras todos duermen, nosotros imprimiremos la selección de la selección, para una exposición que quedará en las instalaciones de la UANE durante toda la semana posterior al taller.
A la mañana siguiente, saldremos al tercer ejercicio fotográfico. Hay que recordar que se vale hacer todo tipo de preguntas durante estos ejercicios. Sólo así se aprende. Los tímidos siempre se quedarán con dudas. Al terminar este tercer ejercicio, volveremos a las instalaciones de la UANE para la segunda parte de los seminarios-taller. Por la tarde, después de comer, nos reuniremos a comentar las fotos y la experiencia. El rector de la UANE nos acompañará, entonces, para hacer la clausura oficial del taller y entregar las constancias de participación.
Es difícil narrar todo esto en tan pocas palabras. Lo mejor es asistir al taller y ver de primera mano lo que ahí sucede. Así pues, si andas por el rumbo o tienes manera de llegar por allá, te invitamos a que asistas. Sabemos, por experiencia, que las vas a pasar muy bien.
Si deseas mayor información, visita la página del taller (http://www.iconofilia.com/pages/curso_natgeo.html). Si quieres inscribirte de una vez, llena el formulario de la página de registro (http://www.iconofilia.com/pages/saltillo/register.html) o escribe a taller.natgeo@iconofilia.com.

Síguenos en Facebook y Twitter.
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Qué novedades presenta la Nikon D3300?

¿Para quién es la Nikon D750?

¿Disparar en modo manual realmente te hace profesional?