El factor de recorte no es un factor de conversión

Antes de comenzar, me gustaría hacerles la siguiente pregunta: ¿Qué distancia tiene esta caja?



No es posible contestar, ¿cierto? Esto es porque la distancia no es una característica de la caja.

“distancia
Del lat. distantia.
1. f. Espacio o intervalo de lugar o de tiempo que media entre dos cosas o sucesos.”

“longitud
Del lat. longitūdo.
1. f. Magnitud física que expresa la distancia entre dos puntos, y cuya unidad en el sistema internacional es el metro.”
—Diccionario de la Real Academia de la Lengua

Si bien la longitud y la distancia están relacionadas, cuando de fotografía se trata lo común es hablar de las características de un lente en términos de la longitud focal, es decir, de la magnitud de la distancia entre el punto nodal y el plano del sensor, más que de la distancia en sí. Los fabricantes de lentes así lo hacen:

“The focal length of the lens is the distance between the lens and the image sensor when the subject is in focus, usually stated in millimeters (e.g., 28 mm, 50 mm, or 100 mm). In the case of zoom lenses, both the minimum and maximum focal lengths are stated, for example 18–55 mm.”
—Nikon Imaging Products

Lo anterior no es un tema para debate, sino para comprender un punto importante: el factor de recorte de los lentes cuando se usa sensores de tamaño menor a los 24 x 36 milímetros.

Nótese que a pesar de que hay sensores de tamaño mayor al de 24mm x 36mm, no se habla de “factores de aumento” y se ha adoptado, quizá de manera un tanto errónea, el término full frame o “cuadro completo” haciendo referencia al fotograma de la película de 35mm aun cuando en la fotografía profesional de antaño rara vez se usara este formato (véase Zack Arias: Crop or Crap https://youtu.be/PHYidejT3KY). Pero eso es tema para otra ocasión.

Lo que nos ocupa hoy es que hay una gran confusión en relación con lo que sucede al usar un lente cualquiera en una cámara con sensor de menor tamaño. Y más confusión aún pues hay quienes aseguran que al usar un lente en una cámara, digamos, con sensor APS-C, cambia la longitud focal del lente y un 50mm se convierte en un 75mm. De hecho, al factor de recorte también le llaman factor de conversión. Pero esto no es así y el hecho de que así se plantee es lo que conduce a la confusión, pues, sin importar el tamaño del sensor, la característica del lente, es decir, su longitud focal, la distancia entre el punto nodal del lente y el sensor, permanece exactamente igual. Lo único que cambia es el ángulo de visión.

En principio, a esta variación se le llama “factor de recorte” porque, si bien el lente está proyectando la totalidad de la imagen que es capaz de proyectar, el sensor de menor tamaño sólo está registrando un fragmento del centro de esa imagen. Y es aquí donde hay que aclarar que no la está convirtiendo; la perspectiva no ha cambiado. La imagen tomada con un lente de 50mm no se ve ahora como si hubiera sido tomada con un lente de 75mm; si acaso, se ve como si se hubiera tomado más de cerca.

¿Qué es la perspectiva?

En la fotografía, es la relación entre el sujeto y los objetos que se encuentran delante y detrás de él. Al fotografiar con un gran angular, los objetos que se encuentran entre el sujeto y la cámara se ven mucho mayores, mientras que los que se encuentran entre el sujeto y el infinito se ven mucho menores y más distantes. En el caso opuesto, al fotografiar con un telefoto, los objetos que se encuentran detrás del sujeto se ven de mayor tamaño. La siguiente imagen es una muestra de ello.



Las tres fotos en esta serie están tomadas desde distancias distintas para que el sujeto (el flash en primer plano) llene el cuadro, que es lo mismo que haríamos al fotografiar, digamos, a una persona. En términos del sujeto, los tres lentes nos brindan un resultado similar (sólo similar), pero en lo que se refiere al fondo, podemos ver que el segundo flash cambia mucho. Ésta es la parte de la “conversión” que no es tal. Aquí es donde un 50mm y un 75mm no son ni serán la misma cosa, aunque se use una cámara con factor de recorte. Lo único que se altera es el campo visual, no la perspectiva, que es inherente a la longitud focal del lente.


Hagan esta prueba: pongan un 50mm en una cámara full frame y hagan una toma. Luego, coloquen el mismo 50mm en una cámara con sensor APS-C, retiren la cámara a 1.5 veces la distancia (1.6 en Canon) y hagan la misma toma. Les sorprenderá el resultado.

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Qué novedades presenta la Nikon D3300?

¿Para quién es la Nikon D750?

Nuevas cámaras en el mercado: Canon T6i/T6s