¿Por qué y para qué tener un sitio web?

Eres fotógrafo(a) y quieres dar a conocer tu trabajo y conseguir clientes. Abres una “fan page” en Facebook y te sientas a esperar. Un mes después, además de tus conocidos y de las personas a quienes invitaste directamente a que le dieran “Me gusta” a tu página, no hay más. Entonces, decides invertir algo de dinero en ello y le pagas a Facebook por un anuncio. Dos semanas después, te llegan cuatro “Me gusta” más, pero ningún cliente.

¿Por qué no llegan clientes? ¿Qué estás haciendo mal?

La primera respuesta que me llega a la mente es muy común, al menos en México: la mayoría de la gente busca beneficios a través de cosas que no le cuesten. Y ahí mismo está el error. Para lograr una buena publicidad hay que pagar. Las redes sociales son una herramienta actual muy útil, pero los algoritmos con los que funcionan limitan su alcance… a menos que les pagues todo el tiempo.

Pero, además, la utilidad de las redes sociales radica justamente en su nombre: son “redes”. Si no se usan como tal, no funcionan. Facebook por sí solo no basta. Hay que integrarlo con Instagram, Twitter, Snapchat, Pinterest, etc. Y, lo más importante de todo, hay que integrarlas con tu propio sitio web. Así es. Todo negocio establecido que quiera mostrar el mínimo de seriedad tiene hoy su sitio web, así como hace años tuvo presencia en la sección amarilla del directorio telefónico. 

Quien no está en la telaraña mundial (web) no existe.

Suena duro, pero es una realidad. En la actualidad, la gente no busca un bien o servicio en el directorio. Lo busca en la Internet. Y si no tienes presencia en la Internet, simplemente nadie te va a encontrar. Para eso es un sitio web. Para tener presencia y que la gente que busca un servicio como el que ofreces pueda encontrarte.

Y aquí volvemos a la parte donde todo mundo busca beneficiarse con algo que no le cueste y lo primero que hacen es utilizar uno de esos lugares que ofrecen sitios web gratuitos. Estos proveedores te dan un subdominio, como www.sitiosgratis.com/tusitio, y publican anuncios en él para cubrir sus gastos. ¿Estás ofreciendo tus servicios profesionales? Pues eso no se ve profesional en absoluto. Más bien transmite el mensaje de “no invierto en lo que mi negocio necesita, pero te ofrezco un servicio de calidad”. No es muy congruente, ¿o sí?

Lo mismo sucede con proveedores que ofrecen un servicio muy económico basado en plantillas prediseñadas. Obviamente, nadie te dice que sólo usarán una plantilla, pero al final, tu sitio se va a ver igual a cientos de otros sitios. Y si lo que estás haciendo es tratar de sobresalir en un mercado muy competido, tener un sitio web “de molde” no es precisamente una buena estrategia, ¿no crees?

Lo ideal es que tu sitio web refleje perfectamente tanto el nivel como la originalidad de tu trabajo. Eso sí te hará sobresalir. Si, además, lo ligas con tus redes sociales (en las que tendrás que estar muy activo) no tendrás problemas para que la gente te vea. Y, claro, si deseas aparecer en los primeros lugares en los resultados de búsquedas en Google, tendrás que contratar un servicio de SEO (y, cuidado: en este campo también hay muchos charlatanes), pero eso puede ser más adelante, cuando tus finanzas lo permitan, pues no es barato.

Cuando busques quién te construya tu sitio web, pregunta qué te ofrecen. Exige que no se haga a partir de plantillas. De hecho, puedes diseñarlo tú mismo(a) y pedir que la construcción se ajuste a tus ideas y a lo que deseas proyectar.

Finalmente, debes estar seguro(a) de que tu sitio web sea compatible con todos los dispositivos móviles. Google te penaliza, haciéndote aparecer al final de su lista de resultados, si tu sitio web no se ve bien en un teléfono, por ejemplo. Entonces, quien construya tu sitio debe hacerlo para que sea vea bien en cualquier tamaño de pantalla y, con frecuencia, eso significa, incluso, crear versiones distintas de tu sitio web, cosa que quienes ofrecen sitios económicos no están siempre dispuestos a hacer.


Si realmente quieres tener presencia en la Internet y aumentar tus posibilidades de tener más clientes, no minimices las ventajas de tener tu propio sitio web. Asesórate. Investiga cómo sacar provecho tanto a un sitio web como a tus redes sociales.

Si te gustó este artículo, no olvides suscribirte al Blog. También puedes seguirnos en Facebook (www.facebook.com/iconofilia), Google+ (plus.google.com/+iconofilia) y Twitter (@Iconofilia). Ah, y también estamos en YouTube!
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Qué novedades presenta la Nikon D3300?

¿Para quién es la Nikon D750?

Nuevas cámaras en el mercado: Canon T6i/T6s