¿Qué cámara/lente me compro?

A pesar de que cada vez hay más información sobre equipo fotográfico disponible en la Internet, cuando un principiante se enfrenta con la tarea de decidir qué cámara comprar o qué lente añadir a su equipo, empiezan los problemas. Y digo “principiante”, porque quiero suponer que un aficionado avanzado o un profesional saben perfectamente lo que necesitan.

Cuando este principiante publica sus dudas, generalmente en Facebook, llueven las respuestas, aunque, en la mayoría de los casos, son comentarios fuera de tema, opiniones que carecen de fundamento o viles anuncios para venderle una cámara muy vieja al “incauto” y, las más de las veces, lejos de ayudarle a tomar una decisión, contribuyen a aumentar las dudas del futuro fotógrafo. La verdad, sería bueno que quien no tenga información verdaderamente valiosa se abstuviera de comentar, pero no es así.

Con esto en mente, se me ocurrió escribir esta breve nota.

Si realmente no sabes qué cámara o lente comprar, lo más probable es que tampoco sepas a qué tipo de fotografía piensas dedicarte. En esos términos, CUALQUIER cámara es buena. Todas sirven para eso que no sabes qué es. En otras palabras, para poder ayudarte a elegir la mejor cámara o el mejor lente, primero debes saber para qué la o lo quieres.

Por ejemplo, si fueras a hacer fotografía de eventos sociales, quizá te recomendaría, para empezar, un angular moderado—para las fotos de grupo—y un lente todo-terreno (un 18-200mm)—para acercarte a los novios sin meterte entre ellos y el cura. Pero si fueras a hacer fotografía de aves, la recomendación cambiaría de inmediato a un telefoto largo (300mm o mayor) y un buen tripié. Y si pensaras hacer fotografía de deportes, mi recomendación sería una cámara que pudiera hacer muchos disparos en ráfaga (para que no se te escapara ese momento crucial de un partido) y un tele-zoom de rango amplio, por ejemplo, un 70-300mm. A esto habría que agregarle los accesorios típicos para cada caso, como flashes, difusores, fondos, etc.

Entonces, como ves, la pregunta de “¿qué cámara me recomiendas?” no tiene sólo una respuesta correcta. Las variables son muchas y hay que definirlas antes de pensar en qué comprar. Las marcas y el número de megapixeles, por supuesto, son de lo menos importante. Ah, y aunque muchos fotógrafos lo hacen, piensa en un solo tipo de fotografía. Al menos para empezar. La experiencia me ha enseñado a no creer en los "todólogos" y estoy convencido de que más vale hacer una sola cosa, pero hacerla bien, que intentar hacer muchas, quedar mal con tus clientes y "quemarte" muy al inicio de lo que, de otro modo, podría ser una carrera muy noble y productiva.


Te invito a que visites nuestra página web (www.iconofilia.com) o a que nos sigas en Google+ (plus.google.com/+Iconofilia), Facebook (www.facebook.com/iconofilia) o Twitter (@iconofilia).
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Qué novedades presenta la Nikon D3300?

¿Para quién es la Nikon D750?

¿Disparar en modo manual realmente te hace profesional?