El fotógrafo profesional—Mitos y realidades

Cuando estudiaba en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, se hacía burla de los alumnos de primer ingreso que creían que con usar pantalones de mezclilla, morral y huaraches, ya eran antropólogos.

En la fotografía, sucede algo similar, sólo que en este caso, no se trata de una forma de vestir, sino de una actitud. Quien quiere sentirse "profesional" dispara siempre en modo manual y se asegura que los demás lo sepan. Lo pregona a los cuatro vientos. Sin embargo, dice el dicho, y dice bien, "El hábito no hace al monje." Así las cosas, puedo decir que disparar en manual no hace a nadie profesional.

Es verdad que en la mayoría de las escuelas de foto se pide a los alumnos que usen el modo manual, para que conozcan lo que cada parte de la cámara hace—cómo funciona el obturador o el diafragma o el ISO—pero de eso a descartar por completo las funciones de una cámara alegando que "los profesionales sólo disparan en modo manual" hay un abismo.

Conozco a muchos fotógrafos de deportes que usan el modo de prioridad de velocidad, con justa razón: no hay tiempo para estar haciendo ajustes una vez que empieza la acción. También conozco fotógrafos que hacen paisaje y que siempre usan prioridad de abertura. Y conozco periodistas que usan la cámara en modo de programa. Y todos ellos son profesionales. Y si necesitan alterar los parámetros que la cámara ofrece, saben cómo hacerlo sin cambiar al modo manual.

Creo que si tienes el tiempo para planear tus tomas, para colocar la cámara justo donde la quieres, para pensar tus composiciones, entonces, seguramente también tendrás tiempo para disparar en modo manual. Y, sin embargo, estoy seguro de que cuando lo haces, dependiendo de lo que te guste fotografiar, siempre vas a elegir uno de los parámetros de antemano. Saldrás a la calle con el diafragma puesto en f/8, por ejemplo, y muy probablemente, ahí lo vas a dejar. Eso no es exactamente disparar en modo manual, ¿o sí?

Es más, desde que aparecieron las cámaras digitales y la gente tiene la opción de disparar una y otra vez hasta lograr la toma deseada (al menos en la pantalla de la cámara), pocos son los que salen a la calle y antes de fotografiar observan la luz. A mí me gusta jugar con la idea de asomarme a la ventana y decir, por ejemplo: "Hoy estamos como a f/16."

Por otra parte, la verdadera idea de usar el modo manual radica en que puedas decidir, por cada toma individual y desde antes de hacerla, qué efecto deseas obtener y entonces elijas la combinación ideal diafragma-velocidad-ISO para ello. Y aquí me atrevo a decir que lo que yo he visto dista mucho de eso. La mayoría de los fotógrafos empieza a disparar y ajustar, disparar y ajustar, hasta que ve algo que le agrada en la pantalla. Muy pocos son los que deciden desde antes de poner el ojo en el visor.

Finalmente, creo que decir que los profesionales sólo disparan en modo manual es un disparate. Creo que cuando conoces a fondo tus herramientas y puedes hacer con ellas lo que quieras, estás más cerca de ser un profesional de facto, no sólo de palabra. Y creo que si fuera cierto que los profesionales sólo disparan en modo manual, los fabricantes de las cámaras ya habrían eliminado los demás modos de sus modelos más avanzados.

Te invito a que te suscribas a este blog, que visites nuestra página (www.iconofilia.com) y a que nos sigas en Google+(plus.google.com/+Iconofilia), Facebook (www.facebook.com/iconofilia) o Twitter (@iconofilia).
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Qué novedades presenta la Nikon D3300?

¿Para quién es la Nikon D750?

¿Disparar en modo manual realmente te hace profesional?